Quínoa una semilla con alto valor nutricional

¿Qué es la quínoa?

Es una semilla que tiene un tamaño muy pequeño y redondeado, se parece al cuscús pero tiene otro sabor y otras características. En el ámbito nutricional es conocido como pseudocereal  y  contiene mayor cantidad de proteínas que un cereal.

Es un alimento “top” para las personas que se preocupan por su salud, por sus innumerables beneficios y propiedades que nos aporta.

Existen diferentes variedades:

  • Quínoa blanca: Es de las más consumida y más conocida por todas las personas. Es un excelente quemagrasas natural y es la que menos calorías contiene.
  • Quínoa roja: Tiene propiedades muy similares a la blanca, es rica en proteínas, baja en calorías y con gran valor nutricional. El sabor es mucho más intenso.
  • Quínoa negra: posee cualidades antiinflamatorias y cicatrizantes. Su sabor es más terroso y por lo tanto requiere más tiempo de cocción.

 

Propiedades de la quínoa y beneficios:

  • Alto contenido en proteína (100 gr de este producto son 16 gr de proteína) y contiene todos los aminoácidos esenciales.
  • Es un alimento sin gluten (ideal para personas celíacas).
  • Alto valor en fibra, que ayuda aquellas personas que sufren de estreñimiento.
  • Muy rico en minerales con aportes altos en: hierro, magnesio, fosforo y potasio.
  • Contiene abundantes vitaminas en concreto las del grupo B y E.
  • Es antioxidante, ayuda a nuestro hígado a liberarse de las toxinas.
  • Es un carbohidrato con bajo índice glucémico, con lo cual nos mantiene con energía constante y nos evita los altibajos energéticos. Es idónea para personas con diabetes o que quieren adelgazar.
  • Alto aporte en grasas saludables y sin colesterol: omega 3 y omega 6.
  • No contiene lactosa a pesar de ser una fuente de calcio.

¿Cómo preparar quínoa para su consumo?

Lo primero que debemos hacer es lavarla,  porque contiene una sustancia que se llama saponina. Es una sustancia protectora que contiene esta semilla para protegerse de los bichos. Eliminaremos esta sustancia simplemente lavándola con agua fría y un colador hasta que el agua salga clara. Ahora ya está lista para cocinarse.

¿Cómo cocinar quínoa?

  • Escurrimos la quínoa del agua y procedemos a introducirla en una olla.
  • Se cocina como el arroz, se agrega agua y se deja hasta hervir a fuego alto.
  • Una vez hierve el agua, reduces la temperatura del fuego a mitad o incluso un poco menos, y lo dejas en torno a 15 minutos que es cuando se habrá evaporado el agua.
  • Por último, dejamos enfriarla 5 minutos y removemos con el tenedor.

Es importante saber las porciones que debemos añadir, 1 taza de esta semilla por 1,5 de agua.

Consejo: para que este mas sabrosa puedes hervirla en caldo de verduras.

Existen muchas maneras de poder comer este producto:

  • Hamburguesas de quínoa.
  • Sopa.
  • Ensalada de quínoa y atún.
  • Croquetas de quínoa.