¿LOS ALIMENTOS PROBIOTICOS NATURALES PARA QUE SIRVEN?

Los probióticos son bacterias beneficiosas que viven en el intestino y mejoran la salud general del organismo al acelerar la digestión y la absorción de nutrientes y reforzar el sistema inmunitario.

Cuando la flora intestinal está desequilibrada, lo que suele ocurrir después de tomar antibióticos, o cuando no se lleva una dieta sana y equilibrada, se instalan en el intestino bacterias malas, que no ayudan al sistema inmunitario y hacen que el organismo sea susceptible de contraer enfermedades.

Aunque parezca chocante, el consumo de alimentos vivos como el yogur o kéfir o chucrut es esencial para la salud del organismo. Nuestra salud depende del equilibrio, y las situaciones de estrés, la toma de antibióticos o los cambios hormonales son algunos de los factores que pueden alterar el equilibrio de la microflora.

Los beneficios para la salud de los probióticos han sido generalmente ignorados durante demasiado tiempo. Sin embargo, en los últimos años la balanza parece haberse inclinado a favor de los probióticos, ya que investigaciones recientes han demostrado su poderoso impacto en la flora intestinal y la salud física. A esto hay que añadir su impacto en la salud mental.

Los beneficios de los alimentos probioticos naturales son:

  • Combatir y prevenir enfermedades intestinales: como la colitis, el síndrome del intestino irritable, la enfermedad de Crohn y la inflamación intestinal.
  • Combate enfermedades como: el cáncer, la candidiasis, las hemorroides y las infecciones del tracto urinario.
  • Mejora la digestión y previene la acidez de estómago.
  • Previene el estreñimiento y la diarrea al regular el tránsito intestinal
  • Aumenta la absorción de nutrientes como: la vitamina B, el calcio y el hierro.
  • Refuerza el sistema inmunitario al aumentar la producción de macrófagos, las células protectoras del propio organismo.
  • Evitar la proliferación de bacterias malas en el intestino.
  • Ayuda a la digestión de la lactosa, especialmente en personas con intolerancia a la misma.
  • Prevenir problemas como la obesidad, el colesterol alto y la hipertensión.
  • Prevenir las alergias e intolerancias alimentarias.
  • Ayudar a mejorar el estado de ánimo, ya que se ha encontrado una relación directa entre el equilibrio de la flora intestinal y la reducción de enfermedades como la depresión y la ansiedad.
  •  Podría ayudar a mejorar condiciones como el autismo, ya que algunos estudios han demostrado que la condición mejora no sólo a nivel gastrointestinal, sino también a nivel de comportamiento, ya que la capacidad de concentración y de escucha mejora.

Una flora intestinal sana y rica en probióticos empieza a formarse al nacer, sobre todo si el niño nace con normalidad y se le da lactancia materna exclusiva de forma temprana.

Alimentos probioticos naturales para un buen asesoramiento deportivo

¿Cómo tomar probioticos naturales?

Ya sabe que el consumo regular de probióticos es esencial para la prevención y el tratamiento de diversas enfermedades y para mejorar la salud en general.

Llegados a este punto, es posible que te preguntes cómo aportar probióticos a tu organismo:

Puedes consumir probióticos comiendo alimentos fermentados como chucrut, miso, kimchi y productos similares. Para obtener probióticos, hay que comer chucrut crudo, ya que la cocción destruye los microorganismos beneficiosos.

Por otro lado, puedes tomar probioticos de buena calidad en forma de suplementos probioticos en cápsulas o concentrados líquidos, que contienen cepas bacterianas importantes para tu salud.

Tipos de alimentos probioticos naturales:

  • Yogur natural: es la principal y más fácil fuente de probióticos del mercado, pero también hay yogures aromatizados que mantienen vivas las bacterias beneficiosas.
  • Kéfir: producto fermentado con levaduras y bacterias, similar al yogur pero con un mayor contenido de probióticos.
  • Leche fermentada: son productos especiales, que suelen contener Lactobacillus añadidos por la industria; el más famoso es el Yakult.
  • Kombucha: bebida fermentada elaborada principalmente con té negro. Vea cómo se hace;
  • Productos orientales elaborados con soja, legumbres y verduras, como el miso, el natto, el kimchi y el tempeh, que pueden comprarse en tiendas especializadas.
  • Chucrut: producto culinario producido por la fermentación de hojas frescas de col. Más información sobre este alimento.
  • Pepino: producto en el que los pepinos se colocan en agua y sal y se dejan fermentar durante algún tiempo.
  • Levadura o levadura natural: es un cultivo vivo formado por levaduras y bacterias producidas por la fermentación de cereales como el trigo y microorganismos presentes de forma natural en el medio ambiente, y se utiliza para elaborar diversos productos como panes, pasteles y galletas.
  • Algunos quesos también pueden contener cultivos vivos de microorganismos con propiedades probióticas, por lo que es importante leer la etiqueta nutricional para comprobar si el queso contiene dichas bacterias.

Se recomienda consumir al menos un alimento probiótico al día para mantener una flora intestinal sana, especialmente después de tomar antibióticos que afectan a la flora intestinal sana.

Además de los alimentos, los probióticos también pueden consumirse como complementos alimenticios, que están disponibles en diferentes formas: cápsulas, líquidos o sobres que deben disolverse en agua o zumos naturales para su consumo.

Cuanto mayor sea la variedad de probióticos y el mayor número de bacterias en cada comprimido, mejor será el suplemento, ya que permite un equilibrio y un desarrollo más rápido de la flora intestinal saludable.

Es importante probar el suplemento durante unas 4 semanas, si no hay mejora durante este periodo, lo ideal es probar otro suplemento. Los probióticos deben tomarse antes o después de las comidas para ayudar a las bacterias a sobrevivir al ácido del estómago y llegar a los intestinos, donde pueden multiplicarse más fácilmente.

Además de tomar probióticos en forma de suplementos o alimentos ricos en estas bacterias, también hay que tener en cuenta una dieta sana y rica en fibra, ya que ésta es el principal alimento de los probióticos y favorece su supervivencia en el intestino.

Probioticos en los niños:

Según numerosos estudios científicos, los probióticos pueden aportar muchos beneficios a los niños, especialmente en caso de diarrea, cólicos intestinales o enfermedades específicas como la enfermedad inflamatoria intestinal.

Sin embargo, aún no existen suficientes pruebas científicas para la administración de suplementos diarios, por lo que todavía no se conocen los efectos secundarios. Por lo tanto, lo mejor es consultar al pediatra para saber si es necesario un probiótico y cuál es el mejor para su hijo.

Una forma de incluir los probióticos en la dieta diaria de los niños pequeños es utilizar el yogur con bífido activo, por ejemplo, en meriendas, tentempiés o para hacer batidos de frutas, para ayudar a mantener una flora intestinal sana.

La diferencia entre prebióticos y probióticos:

Los probióticos son bacterias saludables que viven en el intestino, mientras que los prebióticos son fibras que sirven de alimento a los probióticos y les ayudan a sobrevivir y multiplicarse en el intestino.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola!
¿En que puedo ayudarle?