Geles Energéticos

¿Cómo funcionan los geles energéticos?

Los geles energéticos están diseñados para reponer las reservas de hidratos de carbono que se agotan cuando se está haciendo una actividad.

Por desgracia, los geles energéticos no proporcionan una exacta sustitución, debido a que el glucógeno que ingerimos a partir de geles no siempre va directo hacia los músculos activos, es decir, hay que estar bien preparados y en el momento en que flaqueen nuestras fuerzas darle energía con un plus de energía que nos proporcionan los geles.

¿Por qué?

Debido a que los carbohidratos se almacenan tanto en los músculos como en el hígado, el rendimiento en el día de la carrera se basa en el uso del glucógeno almacenado en el músculo.

Para que el glucógeno haga su camino a los músculos, primero debe ser digerida, caminar través de la pared intestinal, y luego ser absorbido por los músculos. Este proceso lleva su tiempo. Sin embargo, los geles a menudo “nos despiertan” de una manera muy notable porque nuestro cerebro sólo se ejecuta en la glucosa almacenada en el hígado.

A medida de que los músculos comienzan a absorber más glucosa en la sangre, el cerebro recibe menos glucosa y comienza a agotar sus energías ( probablemente lo ha notado en las carreras largas o si ha hecho ejercicio sin comer lo suficiente). A menudo, un gel le ayudará a levantarse y ayudará a la mente a que se sienta lleno de energía.

Los geles de energéticos ayudan a reponer el glucógeno y calorías que quema cuando hay que correr duro.

WhatsApp chat